Onomástico: JOSÉ MARTÍ, Apóstol de la Libertad

marti_jose_3[ La Habana, 28 enero, 1853-Dos Ríos,Cuba, 19 mayo,1895 ].Cuba lucha por su plena independencia de España, de ser anexionada por EE.UU.,y su desarrollo económico, político y cultural. Martí como estudiante en Madrid publica en 1871 “El presidio político de Cuba”, año en que son fusilados ocho estudiantes en La Habana. Viaja a París y conoce a Víctor Hugo, para después reunirse exiliados con su familia en México, estadía trascendental para su visión futura, y poder visitar clandestino a su país; pierde a su esposa, y le dedica poemas de obsesión:

                            “Dicen que murió de frío;  /    yo sé   que  murió  de  amor…” 

Ejerce como periodista en Nueva York (1880), combate al dictador venezolano Guzmán Blanco, y se incorpora al Comité Revolucionario Cubano. Aparece su “Ismaelillo”(1882) elogiado por su lirismo por Rubén Darío, y qu lo hace Precursor del Modernismo; termina sus “Versos libres”, mas continúa su lucha incesante por la libertad de su patria, férreamente dominada por España : “ ¡Señores, el que tenga Patria, que la honre; y el que no, que la conquiste!”

Funda la revista “La Edad de Oro” (1889) y lleva intensa vida cultural y política en N. York, desde su periódico “Patria”, lleva su mensaje patriótico por todo el Continente con su pluma y verbo, y se alía con Maceo, Gómez y Crombet, por  armar una expedición marítima a Cuba, que EE UU desbarata , pero se animan con el alzamiento general en Cuba del 26 de febrero, 1895,  firma el Manifiesto de Montecristi, aclamado por el pueblo como su presidente, pero muere martirizado en las acciones  de guerra, y es sepultado en Santiago de Cuba, (1895 ).  Fragmento de  VERSOS  SENCILLOS ( 1891 ):                                                          “Yo he visto el águila herida  /   volar  al azul  sereno,  /                                                                                           y  morir en su guarida / la víbora del veneno.

Yo sé bien  que cuando el mundo  /  cede, lívido, al descanso,                                                                             sobre el silencio profundo  /  murmura  el arroyo  manso.

Yo he puesto  la mano osada,  /  de  horror y  júbilo  yerta,                                                                                          sobre la estrella  apagada   /       que cayó frente  a mi puerta.

Oculto en mi pecho bravo  /    la pena  que me lo hiere ;                                                          el                        hijo de un pueblo esclavo   /   vive por él,  calla  y  muere.

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s