Recordando a Lucho Bermúdez

CEC(1977) CENTRO DE ESTUDIOS CULTURALES, Jairo Tapia Tietjen, Director [WikiLetras: panoramacultural.com.co ] – http://www.entelequiasjtapiat.blogspot.com.co – [ jtt.stspiritu2@outlook.com ]

La fecha del 25 de enero es significativa en la vida del maestro Luis Bermúdez Acosta, pues había nacido en el barrio Bureche del Carmen de Bolívar, un 25 de enero de 1912, y se le celebró su último cumpleaños ese mes y día, en Bogotá,para fallecer en la Clínica San Pedro Claver el 23 de abril de 1994, mientras en su pueblo natal se celebraba la Fiesta del Aguacate, y todos intentaban cumplir su voluntad: “El día que me muera que me entierren con “Carmen de Bolívar”, con baile, trago y hasta un sancocho”Las palabras solemnes en Jardines del Recuerdo fueron pronunciadas por el abogado e intérprete vallenato Pedro García, mientras la multitud entonaba “Colombia tierra querida”, y con la notoria ausencia de toda representación oficial, pero sí de insignes personalidades de la música, las artes y literatura, el periodismo y presencia popular.</

Lucho Bermúdez

Tomado de la Revista “Integración”, Asociación de Profesionales de Codazzi, APROCODA, 18° Edición, 2004,”Bestiario Musical del Caribe, ( pág.9):

“Lucho Bermúdez es orientado musicalmente por su tío José Ma. Montes ( también tío de nuestro amigo, el   destacado profesor Álvaro Montes Martínez, q.p.d.), tocando el flautín, por lo que se desmpeña en tal instrumento desde muy joven en Sta Marta y Chiriguaná, hasta perfeccionarse en el clarinete. Luego se instala en Cartagena en 1939 para grabar con la Orquesta del Caribe de Emisora Fuentes. Se desplaza en el David Arango río Magdalena hasta la capital de la república, y se convierte en el polo central de la música colombian en el altiplano antino , donde rescata la vitalidad y alegría de la música colombiana a partir del rscae de los auténticos instrumentos: gaitas, flautas y caña e’millo, de San Jacinto, Zambrano, Ovejas y Carmen de Bolívar, mediante tesonera labor pionera y profunda por el folklore en onda rítmica y ciera, en armonía con su insuperable arte e interpretación y dirección talentosa de su orquesta, que lo lleva a recorrer medio mundo y puede dirigir en Cuba la orquesta de Ernesto Lecuona, y en Buenos Aires en 1946, con la orquesta de Eduardo Armani, para después hacerlo con diversas orquestas restigiosas como la Panamericana, con las voces de Matilde Díaz y Bob Toledo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s