¡A MÍ NO ME CONSUELA NADIE!

¡A MÍ NO ME CONSUELA NADIE!

LA JUSTICIA DE LOS

TRIBUNALES
No me consuela nadie

“Lléveme y paséeme dentro de una jaula por el mundo por ser el más grande

majadero de la historia” (Bolívar en su viaje por el río ).

Así rezongaba el Libertador cuando viajaba a Sta. Marta, dirigiéndose a un tudesco que había

rescatado de sus captores el río Magdalena, y quien afirmaba buscar a los hombre de gran

corpulencia, crestas y patas de gallo, para llevarlo a Europa, y quienes los bogas decían ser testigos de verlos merodear por los parajes del gran Yuma.

Episodio que ilustra el escepticismo de Bolívar en la

novela de Gabo sobre El general…, a toda creencia basada

en la ignorancia de la verdad y del saber en el grueso de

las poblaciones y dirigentes

La historia abunda en tales hechos en donde hay cárcel pa’todo el mundo menos para los verdaderos cabecillas de crímenes y desmanes, para que no traguemos entero y demostrar , una vez más, que la Justicia solo brilla y se precipita sobre los mandaderos y segundones en toda empresa criminal o de mal gobierno

Si tomamos el 8 de agosto de 1972,cuando Nixon acepta la culpa de sus actos y renuncia a su cargo, este es asumido de inmediato por su compadre Ford, quien lo exime de cualquier castigo; no están sino siguiendo el ejemplo de Franco en España, y de muchos dictadores latinoamericanos, como Pinochet que por las presiones de los chilenos se retira de la presidencia, pero continúa por varios años como comandante del ejército, período de gracia que aprovecha para esconder bajo la alfombra de la impunidad todos sus crímenes, e  ir después a morir beatíficamente rodeado de su familia.                                                               Aunque Hitler adoptó la religión de exterminar a opositores y a los más débiles, tuvo la voluntad y entereza de pegarse un tiro para expiar sus culpas.

¿Será que los jefes no pagan cárcel ni reconocen a sus víctimas ni piden perdón por sus actos?

La historia nos enseña a ver qué investigaciones van y vienen, comisiones e investigaciones exhaustivas se establecen a cada rato con mano firme y penosos escándalos de impunidad, y jamás vemos resultados que nos muestren desde dónde y qué tan arriba nace la podredumbre. Pero sin Tribunal de Russel ni de Nuremberg,  –que demoró ocho meses -desde noviembre hasta agosto de 1946, condenando a la horca a diez miembros de la cúpula militar y política de la Alemania nazi, no tendremos la dicha de ver cómo se  acercan  a la candela y destapan, –de una vez por todas-, hasta qué altos niveles llegan los verdaderos culpables. Por ello, la gente mantiene la desconfianza en todo tribunal vengativo de las élites, como aquel que  hizo doble condena a Dreyfus, siendo inocente, en 1894.  Y es que nos lamentamos de no contar todavía con la suerte de tener un Picasso que nos exorcise con sus pinturas desgarradoras sobre la guerra, las matanzas y las desapariciones forzadas.  ¡BON  SORT!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s