La Poesía Exaltada: Paul Verlaine

joven,dibujo_n
Paul Verlaine, Artois (1844-1896+); vemos alpoeta sentado en el antiguo café en el boulevard Saint Michel, con un pernod en la mano y perfilando su calva cabeza con la perspectiva de los Campos Elíseos,y a quien Rubén Darío representaba en España,conjugando su fama creciente con la vida miserable, mientras en su mano borroneaba un poema, como este que seleccionamos con el título de: “III”, de sus poemas póstumos :
Compañera sabrosa y buena, / a quien confié todo entero
el cuidado de mi persona, / mi único testigo, el postrero.
Cuando estos verso te escribía,/ que unos tontos espirituales / conceptuaron de perversos
o simplemente sensuales,
quiso meter en sus cabezas / este grito de amor sincero,
palabras graves les ponía / que así ocultaran el veneno.
Cierto que la sangre y la carne / fueron mis cómplices perversos / en la delicia jubilosa
de haber hallado mi maestro,
el bello guía de este mundo, / el buen consejo, el alma franca, / la compañía cariñosa / en la mujer que me faltaba.
Condúceme triunfalmente, / con apoyo de su brazo,
venciendo las dificultades / igual que a un niño o un anciano.
Y cuando, al fin, de ti me aparte
la tierra y tu presencia, ¡ay!
une tu rezo a la campana / que anuncia ya mi eternidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s