Adivina, adivinador

                                                           

Este  Soneto místico, aunque parezca ser de la autoría de San Juan de la Cruz                                                                 (1542-1591 +), o de su contemporánea, Sta. Teresa de Jesús ( 1515- 1580+),ni de                                                         Fray Luis de León ( 1527 -1591 +),gran  traductor de la poesía hebrea, tampoco                                                             se encuentra en el Cantar de los Cantares.   Para descansar un poco del mundanal                                                      ruido circundante en festividades de las alegres navidades, estoy proponiendo un                                                       acertijo para  nuestros lectores, propicio para estas calendas de    reflexión.Quien                                                     resulte    ganador se le enviará una antología lírica seleccionada por este blog  y, así,                                                                              

lirismoemprender el camino  propuesto de intercambios de ideas, intereses                                               y aficiones, para que nos  digan a  todos el autor  y título del Soneto :

               No me mueve, mi Dios,  para  quererte  /  el  cielo  que  me  tienes  prometido                                                                        ni me mueve el infierno  tan  temido  /   para dejar  por eso  de  ofenderte.

            Tú  me  mueves,  Señor,  muéveme  el verte  /   clavado  en una cruz   y  escarnecido;                                                                                                    muéveme ver tu cuerpo  tan  herido; /  muéveme  tus afrentas  y tu  muerte.

                    Muéveme, al fin,  tu amor, y en tal manera, /  que aunque  no hubiera cielo, ya te amara,                                                                                          y  aunque   no hubiera infierno,  te temiera.

                    No me tienes  que dar  porque te quiera; /     pues aunque   lo que espero   no  esperara,                                                                                             lo mismo  que   te  quiero   te  quisiera. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s